Libre Acceso

Literatura, Cultura y más…

1917 – La Antigua Senda “HP Lovecraft”


No hubo mano amiga que me ayudara La noche que encontré la antigua senda Sobre la colina, cuando creí descubrir Los campos que embrujaban mi espíritu. Ese árbol, aquel muro: los recordaba bien, Y todos los tejados y bosquecillos Eran familiares a mi mente, Como si los hubiera visto poco antes. Adiviné que sombras se moldearían Cuando la perezosa luna ascendiera Tras la colina de Zaman, y supe Cómo se iluminaría el valle poco después. Y cuando la senda subió, alta y agreste, Y parecía perderse entre los cielos, No temí lo que pudiera ocultarse Tras aquellas laderas informes. Caminaba decidido mientras la noche Se tornaba pálida y fosforescente; Los tejadillos de una casa lucían Espectrales cerca del escarpado camino. Allí estaba el conocido letrero: “Dos millas a Dunwich”, la visión De los campanarios y tejadillos asomó Delante de mí diez pasos más arriba… No hubo mano amiga que me ayudara Cuando me topé con la antigua senda, Cuando crucé la cima y descubrí Aquel valle de ruina y desolación; Tras al colina de Zaman surgía La mole enorme de una maligna luna, Alumbrando malezas y enredaderas Sobre ruinosas paredes jamás vistas por mí. Lucía tétrica en ciénagas y campos, Y unas aguas invisibles vertían vapores Ondulantes que me hacían dudar De mi antiguo amor por este lugar. Y desde aquella horrible región supe Que mi pasado cariño nunca había sido Y que me había alejado del sendero Que baja a aquel valle de la muerte. La niebla se escurría a mi alrededor, Arriba, luminosa, brillaba la Vía Láctea… No hubo mano amiga que me ayudara La noche que descubrí la antigua senda.

Anuncios

25 junio, 2010 Posted by | HP Lovecraft | , , , , , | Comentarios desactivados en 1917 – La Antigua Senda “HP Lovecraft”